Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 19 de abril de 2017

Bizcocho vegano de naranja



No tengo muchas recetas veganas en el blog, sólo unos muffins de chocolate y una tarta de chocolate y naranja. Pero reconozco que son una buena alternativa para los intolerantes a la lactosa o alérgicos al huevo. Pensaba en ello hace unos días, tomando un café en Oviedo, en una de las cafeterías que tengo "fichadas" para poder tomarlo con leche. Y es que aún son pocas, por aquí, las que tienen leche sin lactosa o de soja. A mí el café me gusta con leche y, si no tienen estas opciones, tengo que tomarme un te con limón. Y no es lo mismo.

Pues este día en cuestión, acompañé el café con un trozo de bizcocho de naranja vegano y , por tanto, sin lactosa. Estaba riquísimo, y me propuse probar a hacerlo en casa. Porque a mí me encanta usar huevos en la repostería, que son sanísimos, con proteína completa y además cuando puedo los traigo de Otur, de casa de mis primos. (Una maravilla, ¡menuda diferencia con los del supermercado!)
Pero pensando en los alérgicos al huevo, a la proteína de leche de vaca o a la lactosa, ¡ahí va la receta de mi bizcocho vegano de naranja! Y sin gluten, que también hay que pensar en los celiacos. ¡Todos tenemos derecho a desayunar bizcocho!


viernes, 14 de abril de 2017

Tarta de zanahoria y calabaza



¡Hola a tod@s! ¿Qué tal lleváis las vacaciones, los que tengáis la suerte de tenerlas? A mí este año me toca trabajar la semana santa completa, pero no podía dejaros sin una postre para Pascua. Y no, no es el famoso mantecado de Avilés... Como ya os he contado, a mí me encantan los bizcochos con frutas o verduras, y muy especialmente la carrot cake, que fue una de las primeras recetas que puse en el blog. Posteriormente, hice una versión sin gluten, con decoración de conejito de fondant, muy de Pascua, y un bundt de zanahoria y coco. Bien, pues ahora llega la versión con calabaza.

El mes pasado, mi hermana y yo estuvimos de fin de semana en Madrid, y fuimos a desayunar a Bump Green, un sitio que nos encantó. Allí probamos su tarta de zanahoria con calabaza, muy, muy recomendable. Nos gustó tanto, que hicimos nuestra versión hace un par de semanas, y ahora la repito para vosotros, con decoración de pascua incluída. Le he añadido pasas y nueces, como la que probamos allí. ¡Os la recomiendo al 100%!


Para la tarta de zanahoria y calabaza:

viernes, 7 de abril de 2017

Muffins de calabacín y chocolate



¡Muy buenos días! Vamos con otra receta que os debía, los muffins de calabacín y chocolate. ¿Saben a calabacín? ¡Noooo, para nada! Son jugosos y con un intenso sabor a chocolate. Y sin gluten, ni lactosa, aunque ya sabéis que podéis cambiar la harina de arroz por trigo, si no sois celiacos.

Las cápsulas que utilicé son rígidas, por lo que no necesité meterlas en un molde metálico, no se deforman con el peso de la masa. Las compré en una tienda de Oviedo, cerca de la Plaza Longoria.
Con estas cantidades, me salieron 14 muffins.


Para los muffins de calabacín y chocolate:

jueves, 6 de abril de 2017

Limoncello



El año pasado nos dio por celebrar los cumpleaños de los amigos comiendo en La Tagliatella. La mejor parte era la del brindis con los chupitos de limoncello frío, que estaban buenísimos, y una de las veces, a Tino se le metió en la cabeza que tenía que aprender a hacer el limoncello casero.
Y aquí lo tenéis. Ya vamos por la segunda botella, en la que ha perfeccionado la receta, y consideramos que ya está afinada para compartirla en el blog.

El limoncello es un licor dulce que se obtiene macerando la corteza de limón en licor y almíbar. Es originario de la región italiana de Campania, elaborado sobre todo con limones de la Costa Amalfitana.
Nosotros tenemos limones procedentes de la costa asturiana, peeero como tienen una piel gruesa y rugosa, optamos por comprarlos y lavarlos y secarlos bien, para eliminar la capa encerada que suelen traer. En la elaboración tardamos un mes, ya que, en la primera parte, maceramos las pieles de los limones en vodka y, posteriormente, colamos y mezclamos el líquido con un almíbar.
Vamos con la receta:


Para el limoncello:

sábado, 18 de marzo de 2017

Cheesecake de snickers


¡Buenos días a tod@s! Buenos días, sí. Que aunque sea la una de la tarde, yo he tenido turno de noche y acabo de desayunar.
Me disponía a preparar la tarta para la comida familiar de mañana, por San José. Una cheesecake. Y de repente me he dado cuenta de que tengo pendiente poneros esta receta desde agosto. Pues sí... Siete meses después del cumpleaños de la sister, aquí estoy, escribiendo la receta de su tarta de queso y snickers.
¡Me encantan los snickers! Llevo una temporada comiendo en plan sano y no compro nada que lleve grasas de palma ni cosas así, pero esta receta es la excepción. Y si no os gustan estas deliciosas chocolatinas con caramelo y cacahuetes, podéis cambiarlas por unas mars, twix, o la que os de la gana. Yo he utilizado los minisnickers que venden en lidl. Seis picaditos en la masa, y unos cuantos más para la decoración. Muy, muy rico... Las fotos no le hacen justicia, porque están hechas en casa de mis padres , con luz artificial.


Para la tarta de queso y snickers: (molde de 18cm)

miércoles, 8 de marzo de 2017

Tarta de mandarina y coco



¡Hola a tod@s! Hoy os traigo la tarta que hice para la merienda por la jubilación de un compañero de trabajo. Se trata de un bizcocho húmedo de mandarina. recubierto de merengue de coco al horno.
La receta la vi en la revista de Thermomix, y estaba deseando probarla. Tenía algunas dudas sobre si ponerle o no coco al merengue... Al final me decidí a añadirlo y ¡estaba buenísimo!
Al llevar las mandarinas enteras, el bizcocho queda húmedo, sobre todo en la parte central; así que, si os gustan los bizcochos muy jugosos, este es el vuestro.

Yo hice una versión sin gluten, con harina de arroz, y cambié las proporciones de almendra y harina para adaptarlas a las cantidades que me quedaban en la despensa. La versión original, lleva más almendra molida que harina. También utilicé nata sin lactosa, pero podéis ponerla normal, o de soja.
El molde es el desmontable de lekué, con base de cerámica y paredes de silicona. Podéis utilizar un molde desmontable normal, forrando las paredes con papel de hornear, dejando que el papel sobresalga hacia arriba un par de centímetros, para asegurarnos de que nos cabe el merengue.


Para el merengue de coco:

martes, 14 de febrero de 2017

Brownie de limón (sin gluten)



¡Buenos días! ¡Aprovechemos que hoy es San Valentín para hacer postres "con corazón"! Hoy os traigo un brownie de limón, rico, rico. Tengo entre manos una receta para la que he necesitado un montón de peladuras de limón, así que para aprovechar esos limones, repetí el lemon curd que os enseñaba aquí. Y una parte de esta crema la vamos a utilizar en el brownie. (Abajo os doy otra opción, si no queréis poneros a hacer el lemon curd ahora)

Yo utilicé un molde rizado de silicona, y al cortar el bizcocho, ya me quedan los corazones. Podéis utilizar un molde normal, y cortar los corazoncitos de brownie con un cortapastas para la presentación sanvalentinera.


Para el brownie de limón:

viernes, 10 de febrero de 2017

Cookies de chocolate y nueces (con mantequilla fundida)



¡Hola de nuevo! Sí, hace tiempo que no nos vemos, pero era un parón necesario. En este tiempo, por fin me han cambiado de sección en el trabajo y ahora tengo más tiempo libre, y más ganas de cocinar, y de todo en general. ¡Estoy muy contenta! ¡Muy, muy contenta! Queda atrás un año malo, y el 2017 empieza con buen pie.

Y ahora la fiebre de la repostería ya me entra en cuanto salgo del turno de noche, con varios días libres por delante. Ayer se me apetecieron cookies, de esas con textura blandita que los americanos llaman chunky... Pero me repatea lo de tener que sacar la mantequilla de la nevera y esperar a que ablande. En verano, vale. Ahora, en febrero, ni hablar.
Afortunadamente, releyendo el libro de linda Lomelino di con su receta de 'mis mejores cookies con pepitas de chocolate', que lleva la mantequilla FUNDIDA ,y me puse a ello. ¡Qué revelación! se acabó la lata de batir la mantequilla blanda con el azúcar... Fundida y fría, eso sí. Así que fundí la mantequilla y, mientras enfriaba, pesé el resto de los ingredientes y troceé el chocolate con un cuchillo.

La receta que os pongo está adaptada a los ingredientes que tenía en casa, por lo que lleva sólo chocolate negro en lugar de negro y con leche. Añadí, además, unas nueces, ¡gran acierto!También cambié la proporción de azúcares, porque no me quedaba suficiente panela.
Me encanta el resultado. Y ya os digo que hacen furor en casa. El-que-no-come-dulces las probó, ¡Vaya si lo hizo! Y dice que son las mejores que he preparado hasta la fecha. Así que vamos con la receta:


Para las cookies con mantequilla fundida: (salen 24)